Le decimos adiós a un gran maestro… Mario Ospina Chica

Mario Ospina Chica

El Nodo de Lenguaje de Antioquia lamenta profundamente el fallecimiento del profesor Mario Ospina Chica.

El profesor Mario Ospina Chica fue un docente modelo, cuya labor siempre estuvo enfocada a “intervenir cerebros” y lograr transformaciones sociales en los lugares a los que llevó su presencia: Universidad de Antioquia, Universidad Autónoma Latinoamericana, y al ITM.

El Nodo de Lenguaje de Antioquia fue su hogar, por eso asumió la coordinación con el reto de mostrar cómo sus investigaciones daban fruto. Fue así como participó activamente en eventos regionales, nacionales e internacionales.

A propósito de su ausencia, unas palabras de la profesora Mónica Moreno Torres.

Mario, gracias por permitirnos hacer parte de tu vida. Tu momento,  es también el nuestro. En algún momento hemos sentido que las fuerzas se desmoronan. Sin embargo, la voz interior, esa que nos ha permitido sobrevivir a las dificultades, se acerca y nos dice: “¿Dónde están tus sueños? ¿Los vas a dejar ir; sin decirles nada? Esa resuena tan fuerte, que comienza a derribar nuestros temores.

Es así, como seguimos adelante. Pero a seres como nosotros, no nos basta soñar. Nos sentimos interpelados por la palabra escrita. Volvemos a ella de otra manera. No la vemos como el instrumento para contar lo que otros ya dijeron. No. La vemos con nuestro rostro.  Ella es el espejo al miramos tantas veces sin descubrirnos. Ahora no le podemos huir. Ella se sienta con nosotros a la mesa. Nos hace su venia y nosotros, lentamente también nos doblegamos ante su belleza, la nuestra de saber que estamos vivos. Ahora no le podemos huir, ella conoce nuestros secretos,  las trampas que aparentemente,  nos salvaron de caer en sus redes. Déjate llevar por tus palabras, muéstrales tu rostro. Ríe y llora con ellas. Llévalas desde tu ser al de aquellos que también te han dado la vida. Reconcíliate con el niño y el hombre que te han visto crecer. No le temas. A veces será difícil sentarse en frente de ella y decirle: “Aquí me tienes”. A veces no sabe que saldrá del corazón.  Pero casi siempre,  cuando poses tus ojos sobre el espejo del alma que son tus palabras, podrás decirle “hemos llegado juntos”. Ahora no tengo ningún temor de llevarte hasta donde mis seres amados.

Recibe mi abrazo,  gratitud y admiración.

Mónica Moreno Torres
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>